por Tami

Era el último de los conciertos del español Muerdo en Chile, y el primero en Quilpué, luego de dos giras por el país. Ese domingo escogió el escenario que se posicionó en nuestra provincia, el del Trotamundos Terraza.

Lo acompañó Juanito Ayala, quien con mucho humor y ritmo prendió al público, como invitada sorpresa estuvo Soledad del Río interpretando la tremenda canción Voy a caminar solita.

Todo estaba dispuesto, sólo faltaba que Pascual subiera con la banda. El cúmulo de energías de esa noche, será difícil de olvidar. Recorrió todos sus discos, nos encantó con Lejos de la ciudad, Luz natural, Semillas, Invisible, entre tantas más que fueron coreadas por el público que estaba dispuesto a echar pa’ fuera todo lo malo.

Bailamos, reímos y pensamos. Pensamos en Chile, en nuestros abuelos, en nuestros amores y en lo bonito que es reunirnos y soñar con que entre tanto caos podemos ser semillas de un mundo nuevo.